Se trata de institucionalizar un día de los castillos con diversos actos, entre los que destaca una ruta a pie con diversas visitas teatralizadas a los castillos de Portilla y Ocio, una posterior comida de hermandad elaborada por un reconocido cocinero alavés, actividades para niños y conciertos de música.