El objetivo final de este estudio ha sido el de caracterizar los morteros arqueológicos con el fin de datar aquellas muestras susceptibles de serlo, así como definir distintas fases constructivas, en base a la similitud entre morteros procedentes del castillo de Portilla. Para ello ha sido fundamental la combinación de las técnicas analíticas de tipo mineralógico y la variación de los diferentes resultados obtenidos.

Se tomaron 31 muestras de mortero arqueológico de diferentes unidades estratigráficas (UUEE), definidas mediante criterios arqueológicos. Mediante la comparación de los datos obtenidos en los análisis de microscopía óptica en lámina delgada, difracción de rayos X (DRX) y espectrometría de infrarrojos por transformación de Fourier (FTIR) se procedió a correlacionar las distintas etapas constructivas acontecidas en el castillo.

En base a los datos mineralógicos obtenidos se han podido establecer cinco grupos distintos de morteros dentro de las unidades estratigráficas estudiadas: a) Morteros homométricos:UE-28 y UE-29; b) Morteros heterométricos: UE-2, UE-20, UE-21 y UE-30; c) Morteros muy heterométricos con grandes fragmentos de roca: UE-1, UE-3 y UE-4; d) Morteros heterométrico arenosos: UE-18, UE-19 y UE-31; e) Morteros heterométricos muy arenosos: UE-16.

Por otro lado, los resultados de DRX y FTIR para muestra total no han aportado información relevante que permita establecer una clara diferencia entre las UU.EE dado que la naturaleza mineralógica de los agregados es siempre la misma.