Aunque en esta primera fase de trabajo no se ha efectuado un vaciado documental exhaustivo, no cabe duda que debe representar un capítulo fundamental en el futuro plan de investigación de Portilla, principalmente por la presencia de importantes linajes vinculados a este lugar. Así, por ejemplo, la familia Velasco dispone, como duques de Frías, de un archivo propio en la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional.

La importancia del lugar hace también que las menciones documentales referentes a Portilla sean muy tempranas, registrándose la primera mención escrita en el año 1040, concretamente en el documento de los votos del Conde de Castilla Fernán Gonzalez que menciona determinados lugares bajo su autoridad “cum suis villas ad suas alfoces”, para que pagasen al monasterio de San Millán una porción de “vino en oblatione, et singulos panes en offerta”, entre ellos Portiella: “atque alio senior Fortuni Sancii cum ips terra que tenet uel castros, Buradon et Portiella ac Maragnione atque Laquion cum omni herentia eorum” (Rodriguez R. de Lama, 1992: 33). Sabemos también, por otras fuentes (ORELLA, 2011), las diferentes tenencias navarras que tuvo Portilla entre los años 1040 y 1199.

Respecto a la labor de vaciado documental efectuada en el contexto de este trabajo, debemos decir que se desarrolló fundamentalmente en elArchivo del Territorio Histórico de Álava, el Archivo Histórico Provincial de Álava y la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional. En todos ellos se localizó información fechada entre los siglos XIII y XIX, siendo mayoritaria la referida a los siglos XVI y XVII.

Entre la documentación consultada encontramos ordenanzas, escrituras de venta, residencias o posesiones de la villa de Portilla, tasaciones, ejecutorias de pleitos y hasta una matriculación de los vecinos de Portilla en 1590. Podemos destacar en 1646 el “apeo y amojonamiento q hizo D. Tomás de Salazar, juez de residencia de la villa de Portilla por el condestable D. Bernardino Fernández de Velasco, para división y declaración de límites de las dos jurisdicciones entre este señor y los posehedores de su casa y D. Iñigo de Guevara y D. Josef de Ayala, señores también de la misma villa”; un documento clave para conocer los límites de los barrios en que se dividía el arrabal de Portilla.