El objeto de esta fase de trabajo es adelantar las pautas que deberán seguirse en lo relativo a la intervención arquitectónica, prestando especial atención a la conservación de las estructuras construidas que integran el Conjunto Monumental. Para ello se han ejecutado sendos estudios:

  • Uno referido a la propuesta de intervención de las estructuras murarias más inestables y con grave riesgo de colapso. Este estudio recogerá aquellos elementos que necesitarán intervenciones urgentes, incluyendo todos los ensayos sobre materiales, sistemas constructivos y suelos de asiento, y sobre el estado de deformaciones, cargas y tensiones de las fábricas y el subsuelo.
  • Otro que contendrá las pautas que deberán seguirse en lo correspondiente a la conservación y consolidación de los restos de interés arqueológico que puedan ponerse al descubierto tras la intervención efectuada en el Conjunto monumental de Portilla, derivados principalmente de la retirada de las acumulaciones de piedra generadas tras la destrucción de la murallas de laVillavieja.