Una de las principales actividades efectuadas en el Conjunto Monumental fue el desbroce de matorral, dado que todo el asentamiento se encontraba cubierto por un tupido jaral que impedía el paso y la visualización de gran parte de las estructuras conservadas. De hecho, a través de ortofotos antiguas se puede comprobar cómo toda la zona se ha ido cubriendo de matorral (dominado por el boj, con algunas encinas, enebros y espinos) desde hace unos 50 años, provocado probablemente por una disminución de la presión ganadera.

El objetivo final era liberar el espacio para poder desarrollar los trabajos arqueológicos, arquitectónicos, de documentación gráfica y acondicionamiento básico para los nuevos usos.

La ejecución de esta tarea se realizó en tres fases:

  1. Una primera, ejecutada en el mes de junio de 2013, correspondiente al desbroce de un camino de acceso a la Villavieja por el este, del interior del poblado en una superficie aproximada de una hectárea y de un pasillo de servidumbre (2 ó 3 m) exterior a las murallas de la Villavieja.
  2. Otra segunda, realizada en el mes de abril de 2014, en la que se efectuó el desbroce del primitivo pasillo que daba acceso al castillo por la cresta norte del farallón rocoso,de la plataforma superior de la fortaleza y del camino de acceso a ésta por el costado sur.
  3. Una tercera, efectuada en el mes de julio de 2014, que intervino en dos puntos concretos:
  • Sendero peatonal de acceso por el este a la Villavieja, de manera que permitiese a los visitantes recorrer el Conjunto Monumental de manera cómoda y segura, a la vez que posibilitaba incluir en el Itinerario Monumental de Portilla el calero de la villa.
  • Camino a Santurde. Con el objetivo de integrar en el Itinerario Monumental de Portilla una antigua cantera, se recuperó el primitivo camino a Santurde.

En todos los casos se ejecutó una corta y eliminación de restos del matorral, preservando las encinas y los enebros de mayor porte. Las encinas se podaron cuando fue necesario para facilitar el paso. Las labores se realizaron de modo manual, combinando el trabajo con una máquina retroexcavadora provista de desbrozadora. El desbroce se realizó con motosierras y motodesbrozadoras, apilándose la broza en pilas para quepudiera ser picada. La máquina únicamente picó el matorral previamente apilado y desbrozó las zonas en las que una limpieza y examen previo garantizó su estabilidad.

Las labores de desbroce fueron supervisadas en todo momento por personal del servicio de montes de la Diputación Foral de Álava.