Zambrana es un rico yacimiento de vertebrados fósiles, aunque hasta ahora no se había encontrado ningún primate. En las múltiples excavaciones realizadas se han hallado anfibios, lagartos, tortugas, cocodrilos y demás rastros fósiles que convivían en un ecosistema tropical durante el Eoceno superior. Respecto a los mamíferos se han observado marsupiales, roedores, carnívoros, artiodáctilos y perisodáctilos.

Recientemente, sin embargo, se han encontrado varios fragmentos fósiles (dos piezas mandibulares) de un primate Microchoerus que ha rectificado el conocimiento que tenían los científicos respecto a la fauna de la península ibérica occidental durante el Eoceno superior (hace 37 millones de años). Los primates Microchoerus que existieron durante el Eoceno eran nocturnos y se alimentaban de insectos. Aunque hoy en día no tienen representantes, se cree que se parecerían a los gálagos que viven en África.