Fases constructivas de la iglesia de San Miguel de Berganzo

Fases constructivas de la iglesia de San Miguel de Berganzo

El estudio arqueológico efectuado a la iglesia de San Miguel ha permitido constatar la existencia   de una primitiva iglesia, probablemente románica, de la que aún se conserva la huella de su desaparecida cubierta a dos aguas (FASE I). Adosado al sur se observan los restos de un edificio independiente a esta vieja iglesia que, tradicionalmente, ha sido identificado con la torre de Berganzo (FASE II). Respecto a esta supuesta torre, únicamente hay una referencia que menciona la presencia de un castillo en Berganzo, perteneciente al historiador Esteban de Garibay: “…Estos Berganzos fueron de noble linaje, cuyo apellido resultó del castillo de Berganço entre salinillas, villa del dicho conde, y la de Berantevilla (…). Es tradición que descienden de los Sarmientos, cuya ha sido aquella fortaleza…”. Sin embargo, la tipología de los restos conservados no permite afirmar que se correspondan con los de la mencionada fortaleza.

Sobre estos dos edificios, primero a finales del siglo XVI y luego en el siglo XVIII, se reconstruye la iglesia hasta adquirir prácticamente la imagen actual (FASE III). A finales del siglo XX es restaurada por la Diputación Foral de Álava (FASE IV) y finalmente, en 2011, se acondiciona el interior del templo.